¿Mentor o patrocinador?

David Somoza Mosquera

El patrocinio, o la defensa por parte de líderes senior de talentos emergentes, es un tema candente dentro de las empresas estadounidenses desde antes de la pandemia. El motivo es que no está funcionando tan bien como debería, tal como lo reveló una encuesta realizada en 2019 a más de 3.000 profesionales de Estados Unidos y a la que Harvard Business Review hace referencia. Reveló que los patrocinadores no entienden realmente su rol y cómo hacerlo bien. Muchos de los que se consideran patrocinadores actúan más como mentores.

Leer más.

Empresas, no hay que buscar muy lejos

Las empresas siempre han dado mucha importancia al talento, sin embargo, no siempre la búsqueda y elección han sido las más acertadas. La razón es que muchas veces buscan el talento afuera -lo cual no quiere decir que no se puede recurrir a ese recurso humano externo- sin investigar primero si esa necesidad está dentro de su propia nómina de personal.

Y en estos tiempos que corren vale la pena estar atentos a señales que emanan de la propia compañía. Es decir, darle prioridad a esos empleados que han acompañado a la compañía en las buenas y en las malas, específicamente durante la pandemia.

Así que los departamentos de Recursos Humanos tienen la gran responsabilidad de gestionar y desarrollar esa área empresarial que cada vez cobra mayor relevancia. No en vano, en las últimas dos décadas ese departamento de las organizaciones cambió el nombre de Recursos Humanos a Gestión del Talento Humano.

Ahora, no se trata de una moda o tendencia, sino de un cambio estructural en la forma de captar, seleccionar, formar y capacitar el capital humano de las empresas, por tratarse de uno de los principales activos de las organizaciones.

La nueva filosofía de talento humano está dirigida hacia lo interior de las empresas. En otras palabras, identificar los profesionales acordes con sus realidades y necesidades.

Crear y fomentar el talento dentro de la misma empresa es fundamental para lograr mejores niveles de productividad. Contar con el mejor personal es una tarea compleja dada la cantidad de habilidades involucradas. Por ello, las compañías deben incluir en su planificación programas y procesos para desarrollar el recurso humano.

Varios autores coinciden en que el talento humano se refiere a un conjunto de saberes y haberes de los individuos y grupos de trabajo en las organizaciones, lo cual incluye sus habilidades, convicciones, motivaciones y expectativas respecto a la organización, el trabajo y la sociedad.

Entonces solo queda decir, manos a la obra. No hay que buscar muy lejos.

Referencias:

https://www.semana.com/empresas/articulo/gestion-de-talento-humano-un-encargo-estrategico-para-el-desarrollo-de-la-organizacion-por-jorge-enrique-rodriguez/273521/

https://elpais.com/economia/estar-donde-estes/2021-01-22/como-detectar-el-talento-dentro-de-la-empresa-y-hacerlo-crecer.html

Empresas, el talento está en sus filas

Las empresas siempre han dado mucha importancia al talento. Sin embargo, puede que la búsqueda y la elección no sea siempre las más acertadas. La razón es que a veces buscan ese talento afuera -lo cual no quiere decir que no se puede recurrir a ese recurso humano externo- sin investigar primero si ese personal está dentro de su propia plantilla.

Seguir leyendo.