Empresas, no hay que buscar muy lejos

Las empresas siempre han dado mucha importancia al talento, sin embargo, no siempre la búsqueda y elección han sido las más acertadas. La razón es que muchas veces buscan el talento afuera -lo cual no quiere decir que no se puede recurrir a ese recurso humano externo- sin investigar primero si esa necesidad está dentro de su propia nómina de personal.

Y en estos tiempos que corren vale la pena estar atentos a señales que emanan de la propia compañía. Es decir, darle prioridad a esos empleados que han acompañado a la compañía en las buenas y en las malas, específicamente durante la pandemia.

Así que los departamentos de Recursos Humanos tienen la gran responsabilidad de gestionar y desarrollar esa área empresarial que cada vez cobra mayor relevancia. No en vano, en las últimas dos décadas ese departamento de las organizaciones cambió el nombre de Recursos Humanos a Gestión del Talento Humano.

Ahora, no se trata de una moda o tendencia, sino de un cambio estructural en la forma de captar, seleccionar, formar y capacitar el capital humano de las empresas, por tratarse de uno de los principales activos de las organizaciones.

La nueva filosofía de talento humano está dirigida hacia lo interior de las empresas. En otras palabras, identificar los profesionales acordes con sus realidades y necesidades.

Crear y fomentar el talento dentro de la misma empresa es fundamental para lograr mejores niveles de productividad. Contar con el mejor personal es una tarea compleja dada la cantidad de habilidades involucradas. Por ello, las compañías deben incluir en su planificación programas y procesos para desarrollar el recurso humano.

Varios autores coinciden en que el talento humano se refiere a un conjunto de saberes y haberes de los individuos y grupos de trabajo en las organizaciones, lo cual incluye sus habilidades, convicciones, motivaciones y expectativas respecto a la organización, el trabajo y la sociedad.

Entonces solo queda decir, manos a la obra. No hay que buscar muy lejos.

Referencias:

https://www.semana.com/empresas/articulo/gestion-de-talento-humano-un-encargo-estrategico-para-el-desarrollo-de-la-organizacion-por-jorge-enrique-rodriguez/273521/

https://elpais.com/economia/estar-donde-estes/2021-01-22/como-detectar-el-talento-dentro-de-la-empresa-y-hacerlo-crecer.html

Salud y bienestar laboral para tener empresas más productivas

David Somoza Mosquera

El recurso humano es el activo más importante con que cuenta una empresa. Consciente de ello, cada vez son más las se involucran en la salud y el bienestar de sus empleados, más en estos tiempos marcados por el covid-19, por lo que una gestión eficiente en esta área es el reto principal de las gerencias y direcciones de Recursos Humanos.

Leer más.

Comprometidos… y siempre productivos

David Somoza Mosquera

En 2017, Ryan Fuller and Nina Shikaloff publicaron un artículo en Harvard Bussines Review titulado «Being Engaged at Work Is Not the Same as Being Productive», en el que aseguraban que «el santo grial del lugar de trabajo actual es el alto compromiso de los empleados» y citaron una investigación de Gallup que revelaba que alrededor de un tercio de los empleados estadounidenses estaban, al menos para ese momento, comprometidos con el trabajo. «Ese número se reduce al 13% en todo el mundo y se ha mantenido estable durante años», aseveraron.

Seguir leyendo.

La productividad: hoy y siempre

David Somoza Mosquera

Mantener la productividad es una prioridad para las empresas y aunque no es una tarea sencilla, tampoco es imposible, incluso en los tiempos que corren. Ciertamente no hay reglas para lograrlo, pero si un conjunto de recomendaciones que pueden servir para alcanzar ese objetivo.

Leer más.

¿Cómo incide el clima organizacional en la productividad?

La percepción que los jefes y empleados tienen de las empresas debe ser considerada como un foco de atención muy importante por parte de las organizaciones. ¿La razón? El ambiente donde el personal desarrolla las actividades es clave para la productividad y buen funcionamiento corporativo.

Y aquí es precisamente donde entra en juego el clima organizacional, el cual debe ser asumido por las compañías con la debida seriedad y rigurosidad. Es fundamental promover el comportamiento ético de todas las personas de la empresa.

Las empresas deben reforzar la instrumentación de sus valores corporativos sobre la importancia del trabajo en equipo, la identificación con la compañía y el compromiso individual asumido con las metas colectivas trazadas, entre otros.

Por ello, apostar por la motivación de la estructura organizacional puede generar altísimos niveles de compromiso y productividad. Esto repercute positivamente en los resultados y la rentabilidad de la empresa, al contar con colaboradores y directivos satisfechos y felices.

Se trata de evitar o superar situaciones estructurales que pueden venir desde la misma organización por haber planificado solo sobre la base de indicadores sin pensar en las personas, afincándose en que los cumplimientos sean exclusivamente individuales en lugar de colectivos.

Muchas empresas toman muy en serio el clima organizacional y dentro de sus políticas internas adoptan prácticas pata hacer ameno el trabajo, respetando los espacios para que los trabajadores se desempeñen con libertad.

Están conscientes de que el clima organizacional es la expresión personal, «la percepción», que los trabajadores y directivos se forman de la empresa a la que pertenecen.

Hoy, el clima organizacional es un tema de gran relevancia para las compañías que tienen muy en cuenta la búsqueda del continuo mejoramiento del ambiente de sus organizaciones para alcanzar más productividad sin perder de vista el recurso humano.

Referencias:

https://www.gestiopolis.com/el-clima-organizacional/

https://economipedia.com/definiciones/clima-organizacional.html#:~:text=El%20clima%20organizacional%20es%20el,tienen%20para%20relacionarse%20entre%20s%C3%AD.&text=Es%20ah%C3%AD%20donde%20pueden%20generarse,relaciones%20entre%20trabajadores%20o%20colaboradores.

El dilema: ¿Desde dónde trabajar?

David Somoza Mosquera

A las personas les gusta trabajar desde sus hogares. Los jefes quieren que regresen a la oficina. Aunque parezca simplista, así están las cosas en el ámbito empresarial-laboral en estos tiempos aún de pandemia. Empresas y empleados deshojan la margarita para decidir que es más conveniente no solo para uno de los bandos, sino para ambos. ¿Trabajar desde casa, regresar a la oficina o hay una tercera vía? Ese es hoy el dilema.

Seguir leyendo.

Efectividad organizacional: objetivos y resultados alineados

DAVID SOMOZA MOSQUERA

¿Qué es la efectividad organizacional y por qué es importante para una empresa? La respuesta la encontramos en una definición que se usa frecuentemente: “Es el grado de congruencia entre los objetivos de una empresa y los resultados que se obtienen”. En resumen, una organización es efectiva en la medida que cumple con los objetivos que se ha trazado.

Lea más en: https://www.hispanopost.com/efectividad-organizacional-objetivos-y-resultados-alineados