Los pequeños gestos que cuentan para los empleados

David Somoza Mosquera

“La mayoría de las empresas ejecutan algún tipo de programa de reconocimiento de empleados, pero a menudo fracasan y desperdician recursos”, advierten Kerry Roberts Gibson, Kate O’Leary y Joseph R. Weintraub en su artículo “The Little Things That Make Employees Feel Appreciated”, publicado en Harvard Business Review. Esto se traduce en que hay compañías que no logran conectarse con los trabajadores, al tiempo que estos se sienten poco o nada apreciados.

Seguir leyendo.

Comprometidos… y siempre productivos

David Somoza Mosquera

En 2017, Ryan Fuller and Nina Shikaloff publicaron un artículo en Harvard Bussines Review titulado «Being Engaged at Work Is Not the Same as Being Productive», en el que aseguraban que «el santo grial del lugar de trabajo actual es el alto compromiso de los empleados» y citaron una investigación de Gallup que revelaba que alrededor de un tercio de los empleados estadounidenses estaban, al menos para ese momento, comprometidos con el trabajo. «Ese número se reduce al 13% en todo el mundo y se ha mantenido estable durante años», aseveraron.

Seguir leyendo.

Algunas pistas para retener el personal

David Somoza Mosquera

En noviembre del año pasado, la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos dio a conocer una cifra que sorprendió a muchos: 4,5 millones de empleados en ese país habían renunciado a sus puestos de trabajo y así lo reseñé en mi artículo «La gran renuncia»: ¿un mal en estos tiempos?.» Lo que más impacta es que esa cantidad sin precedentes de trabajadores dejaron sus empleos desde el comienzo de la pandemia, sin contar con una alternativa laboral.

Seguir leyendo.

¿Cómo incide el clima organizacional en la productividad?

La percepción que los jefes y empleados tienen de las empresas debe ser considerada como un foco de atención muy importante por parte de las organizaciones. ¿La razón? El ambiente donde el personal desarrolla las actividades es clave para la productividad y buen funcionamiento corporativo.

Y aquí es precisamente donde entra en juego el clima organizacional, el cual debe ser asumido por las compañías con la debida seriedad y rigurosidad. Es fundamental promover el comportamiento ético de todas las personas de la empresa.

Las empresas deben reforzar la instrumentación de sus valores corporativos sobre la importancia del trabajo en equipo, la identificación con la compañía y el compromiso individual asumido con las metas colectivas trazadas, entre otros.

Por ello, apostar por la motivación de la estructura organizacional puede generar altísimos niveles de compromiso y productividad. Esto repercute positivamente en los resultados y la rentabilidad de la empresa, al contar con colaboradores y directivos satisfechos y felices.

Se trata de evitar o superar situaciones estructurales que pueden venir desde la misma organización por haber planificado solo sobre la base de indicadores sin pensar en las personas, afincándose en que los cumplimientos sean exclusivamente individuales en lugar de colectivos.

Muchas empresas toman muy en serio el clima organizacional y dentro de sus políticas internas adoptan prácticas pata hacer ameno el trabajo, respetando los espacios para que los trabajadores se desempeñen con libertad.

Están conscientes de que el clima organizacional es la expresión personal, «la percepción», que los trabajadores y directivos se forman de la empresa a la que pertenecen.

Hoy, el clima organizacional es un tema de gran relevancia para las compañías que tienen muy en cuenta la búsqueda del continuo mejoramiento del ambiente de sus organizaciones para alcanzar más productividad sin perder de vista el recurso humano.

Referencias:

https://www.gestiopolis.com/el-clima-organizacional/

https://economipedia.com/definiciones/clima-organizacional.html#:~:text=El%20clima%20organizacional%20es%20el,tienen%20para%20relacionarse%20entre%20s%C3%AD.&text=Es%20ah%C3%AD%20donde%20pueden%20generarse,relaciones%20entre%20trabajadores%20o%20colaboradores.

El líder transaccional genera motivación y entusiasmo

La literatura empresarial se ha volcado a definir los tipos de líderes, según sus habilidades y capacidades. Uno de estos es el líder transaccional que si bien siempre ha existido en las compañías, es en 1978 cuando el especialista James MacGregor Burns teoriza por primera vez sobre las características de este modelo de liderar equipos.

Seguir leyendo.

El liderazgo transformacional para impulsar los cambios

Se ha escrito mucho sobre la importancia de los líderes en las empresas para que puedan operar mejor y alcanzar sus objetivos estratégicos. Sin embargo, los cambios radicales en el ámbito de los negocios producidos por los avances de la comunicación y la tecnología han generado nuevos tipos de liderazgo que rompen paradigmas.

En esta dirección surge el liderazgo transformacional, que consiste en una forma de hacer las cosas, una filosofía que impulsa cambios a lo interno en las empresas.

El liderazgo transformacional tiene un impacto muy positivo sobre la cultura de las empresas, pues actúa como una motivación para arraigar el cambio dentro de los valores de la compañía.

El concepto de esta manera de liderar fue acuñado por la eminencia en materia de liderazgo, James Macgregor Burns, quien aseguró que el liderazgo transformacional lo poseen ciertos individuos cuya visión y personalidad es más fuerte que el resto de las personas de las organizaciones.

Según Macgregor, este liderazgo se da cuando los líderes y sus seguidores se ponen de acuerdo para trabajar juntos y avanzar en conjunto a un nivel de motivación superior.

Desde 1978, el liderazgo transformacional es considerado por entendidos y empresas como el verdadero liderazgo. Y es que la aplicación de este tipo de liderazgo ha demostrado con creces ser una garantía para lograr la eficacia y el buen funcionamiento de todas las áreas de las empresa y los equipos de trabajo.

El liderazgo transformacional está íntimamente ligado a la satisfacción, efectividad y motivación de todas las personas que participan en procesos de cambio dentro de las compañías.

El líder organizacional sabe escuchar a los colaboradores, toma en cuenta sus opiniones y ayuda a los demás, con lo que genera la comunicación efectiva y clara sobre los objetivos de la empresa y lo que ella espera de su gente. Esto se traduce en compromiso para lograr todos juntos los objetivos fijados con mejores resultados para la organización.

El liderazgo transformacional ha sido clave para navegar y llegar a buen puerto en medio de la globalización que impone una gran competencia por los mercados y los consumidores leales y potenciales.

Referencias:

https://www.bizneo.com/blog/liderazgo-transformacional/

https://www.ie.edu/es/exponential-learning/noticias-eventos/noticias/la-importancia-del-lider-transformacional-para-tu-organizacion/