Los retos de la publicidad y el mercadeo en tiempos postcovid

El impacto del coronavirus sobre la economía se ha hecho sentir en las empresas, las cuales se han visto obligadas a recortar gastos, entre ellos los referidos a la publicidad. Esto ha llevado a las compañías a diseñar nuevas estrategias de marketing, acordes con estos tiempos.

De acuerdo con estudios, los gastos corporativos en publicidad disminuyeron en promedio 8,9% en 2020 -cuando se decretó la pandemia del coronavirus- con respecto al año anterior.

En abril de 2020, los recortes de gasto en publicidad afectaron en mayor grado a los sectores de turismo y ocio y entretenimiento, con caídas de 31,2% y 28,7%, respectivamente. Le siguen los servicios financieros, tiendas de retail y el sector automotriz con 18,2%,15,2% y 11,4%, cada uno.

Esto representa un gran reto para las empresas, pues la publicidad es parte importante de la proyección de su imagen y de sus marcas.

Por ello, los expertos en mercadeo señalan que las estrategias de marketing deben contemplar los cambios que han experimentado los consumidores, quienes se han vuelto más exigentes  debido al prolongado confinamiento al que se tuvieron que someter.

En este sentido, la publicidad debe estar orientada hacia un contenido que muestre la utilidad del producto o del servicio.

Ante la realidad de que la emergencia sanitaria hizo que los anunciantes redujeran significativamente sus inversiones en publicidad, el sector del marketing debe responder con innovación y creatividad para promover una relación proactiva entre las empresas y sus clientes.

Así que en cuanto a la definición de estrategias orientadas hacia los consumidores, los especialistas en publicidad y mercadeo recomiendan para la etapa post coronavirus no usar el miedo como palanca para tratar de vender más, sino reforzar más bien la reputación y el posicionamiento de la marca en la mente de los clientes.

Asimismo, conviene evaluar en tiempo real los resultados de los esfuerzos de marketing con indicadores bien claros en E-commerce, web o las redes sociales.

Tambien es fundanental realizar el monitoreo continuo del comportamiento de los consumidores fieles y potenciales respecto a sus temores y expectativas, sobre todo,  en la etapa post COVI-19.

Esos y más son los retos que enfrentan y enfrentarán la publicidad y el mercadeo en estos tiempos y en los por venir…

Referencias:

https://www.certus.edu.pe/blog/tendencias-marketing-covid/

Así crece el negocio de las franquicias

Las franquicias tuvieron una importante expansión antes de la pandemia. Lo que, en un principio, fueron emprendimientos ganaron terreno ante el crecimiento del negocio. Esto les permitió expandirse y poder vender esa idea a un tercero que, cuidando la génesis y la esencia de la misma, podía también hacer con ella su propia empresa.

Para que una franquicia sea exitosa debe tener dos protagonistas fundamentales: el franquiciador y el franquiciado. El primero es el dueño de la marca; mientras que el segundo es quien se hace de los derechos para poder explotar esa marca, según un contrato claramente especificado.

Que una empresa pueda expandirse bajo esta figura da cuenta, entre otras cosas, del éxito que tuvo la idea de abrir el negocio. Cuando se decide ceder el control a un tercero, los riesgos que implica desarrollarla de cuenta propia se reducen. Normalmente, como la franquicia es de una marca ya consolidada no es necesario, por ejemplo, hacer toda una estrategia de lanzamiento para posicionarla.

Ya los clientes y consumidores saben de qué se les habla cuando se anuncia que un nuevo local de una empresa determinada, por ejemplo, estar por abrir sus puertas. Por eso es importante que la génesis de la misma debe tener un recall positivo en el público.

No existe mejor publicidad que las referencias de alguien que ya haya tenido la oportunidad de conocer lo que, para otros, puede resultar una novedad. Así, los riesgos para el franquiciado son menores a aquellos que pueda afrontar quien decide arriesgarse por un negocio que no sea tan conocido.

Esto, además, da también una mayor rentabilidad. Al no tener que utilizar una gran cantidad de recursos para publicitar algo, ese dinero puede destinarse a otras cosas que puedan ayudar a que la franquicia se convierta en un éxito. Bien sea contratación de personal, ampliar el local donde funcionará el negocio o dar un margen en las promociones para atraer al público, aún más allá de la novedad de apertura.

Aunque es un negocio independiente, quien compra una franquicia puede apoyarse en el franquiciado para llevar adelante su empresa. Si es una cadena de comida, el foco siempre estará en que el sabor y las presentaciones se mantienen en todos los locales que se hayan abierto con el aval de la que podemos llamar matriz.

Como se dijo anteriormente, la reputación es un punto importante a la hora de incursionar en este modelo de negocio. Y sobre eso debe girar la experiencia de abrir a otros esa idea que, en algún momento, fue incipiente y que ahora busca triunfar como franquicia.

Referencias

https://franquiciasdemexico.org.mx/saber-una-franquicia-rentable/

https://www.t4franquicias.com/ventajas-invertir-en-franquicia/