Oficina virtual: más que un espacio para tomar café con compañeros

Por David Somoza Mosquera

“La crisis sanitaria del COVID-19 afecta las tendencias vigentes en los mercados laborales —muchas de ellas, si bien no todas, relacionadas con el cambio tecnológico caracterizado por la digitalización— tanto en el corto como en el largo plazo”, afirma Jürgen Weller, consultor de la Unidad de Estudios del Empleo de la División de Desarrollo Económico de la Cepal, en su artículo “La pandemia del COVID-19 y su efecto en las tendencias de los mercados laborales”, publicado el año pasado.

Lea más aquí.

Empresas a cuidarse, el cibercrimen acecha en pandemia

DAVID SOMOZA MOSQUERA

La forzada cuarentena a la que están sujetas la mayoría de las poblaciones del mundo por la pandemia del coronavirus ha hecho, y ya lo hemos mencionado en otras oportunidades, que el trabajo virtual se multiplique. Pero, más allá del impacto que esto ha representado para las relaciones laborales, hay otro aspecto que las empresas están considerando con sumo cuidado: la vulnerabilidad de los sistemas informáticos debido incluso al teletrabajo.

Lea más aquí.

Saber hablarle a la gente: clave de éxito empresarial

Para una comunicación eficiente es necesario saber escuchar, además de hablar con un tono de voz adecuado. Esto es aplicable en todo el aspecto de la comunicación con los empleados, los proveedores y los clientes de la empresa, y también evidencia que se tiene un dominio de las estrategias para la resolución de los problemas, parte esencial de los negocios.

Los empleados están agotados y las empresas también

David Somoza Mosquera

Las secuelas laborales del encierro generado por la COVID-19 ya se están percibiendo. A un año de declarada la pandemia, la solución del teletrabajo ya no parece ser la salida que se avizoraba. Hasta ahora, esta modalidad ha sido vista por empresas y empleados como la prolongación del quehacer laboral de la oficina o fábrica a la casa.

Lea más aquí.

Mantener a los empleados felices

David Somoza Mosquera

Un buen entorno laboral pasa por tener a los empleados contentos en sus puestos de trabajo. Un personal que se siente bien muestra mayor energía y dinamismo en sus tareas, lo que deriva en más eficiencia y productividad en las empresas, tal y como ha quedado evidenciado en varios estudios.

Lea más aquí.

Emprender un negocio: de millenials a baby boomers

David Somoza Mosquera

¿Hay una edad para emprender? Ipsos Group, multinacional de investigación de mercados y consultoría, da pistas sobre lo que podría ser la respuesta a esta pregunta. En su más reciente encuesta Emprendimiento en Medio de la Pandemia, realizada a finales del año pasado, revela que hay ciertas edades con mayor disposición a iniciar un negocio.

Lea más aquí.

Clima organizacional: clave para la productividad

La percepción que los jefes y empleados tienen de las empresas debe ser considerada como un foco de atención muy importante por parte de las organizaciones. ¿La razón? El ambiente donde el personal desarrolla las actividades es clave para la productividad y buen funcionamiento corporativo.

Y aquí es precisamente donde entra en juego el clima organizacional, el cual debe ser asumido por las compañías con la debida seriedad y rigurosidad. Es fundamental promover el comportamiento ético de todas las personas de la empresa.

Las empresas deben reforzar la instrumentación de sus valores corporativos sobre la importancia del trabajo en equipo, la identificación con la compañía y el compromiso individual asumido con las metas colectivas trazadas, entre otros.

Por ello, apostar por la motivación de la estructura organizacional puede generar altísimos niveles de compromiso y productividad. Esto repercute positivamente en los resultados y la rentabilidad de la empresa, al contar con colaboradores y directivos satisfechos y felices.

Se trata de evitar o superar situaciones estructurales que pueden venir desde la misma organización por haber planificado solo sobre la base de indicadores sin pensar en las personas, afincándose en que los cumplimientos sean exclusivamente individuales en lugar de colectivos.

Muchas empresas toman muy en serio el clima organizacional y dentro de sus políticas internas adoptan prácticas pata hacer ameno el trabajo, respetando los espacios para que los trabajadores se desempeñen con libertad.

Están conscientes de que el clima organizacional es la expresión personal, “la percepción”, que los trabajadores y directivos se forman de la empresa a la que pertenecen.

Hoy, el clima organizacional es un tema de gran relevancia para las compañías que tienen muy en cuenta la búsqueda del continuo mejoramiento del ambiente de sus organizaciones para alcanzar más productividad sin perder de vista el recurso humano.

Referencias:

https://www.gestiopolis.com/el-clima-organizacional/

https://economipedia.com/definiciones/clima-organizacional.html#:~:text=El%20clima%20organizacional%20es%20el,tienen%20para%20relacionarse%20entre%20s%C3%AD.&text=Es%20ah%C3%AD%20donde%20pueden%20generarse,relaciones%20entre%20trabajadores%20o%20colaboradores.

Confianza: más que una palabra para los negocios

David Somoza Mosquera 

A poco más de la pandemia, todavía los economistas tratan de determinar cuál será su impacto una vez que las circunstancias permitan recobrar algo de “normalidad”. Por ahora, están las previsiones que hacen organismos internacionales, como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, que en diciembre del año pasado pronosticó que la región tendrá una tasa de crecimiento de 3.7% en 2021.

Lea más aquí.

Recuperar la competitividad: ¿Es posible?

David Somoza Mosquera

Mantenerse competitiva en los mercados es una de las metas más importantes de cualquier empresa y en esta época tumultuosa es todavía un mayor reto. Así que ser una de las compañías más sólidas y capaz de destacarse del resto es lo principal a la hora de trazar estrategias que contribuyan a la consolidación de los procesos, a lo interno, y de los productos, a lo externo.

Lea más aquí.

Es verdad: el consumidor es quien decide

Cumplir con los consumidores es la prioridad de la compañía y, en esa dirección, debe contar con un estudio de mercado, inventarios suficientes para satisfacer la demanda, planificación y compromiso. A su vez, debe aplicar una estrategia correcta en lo referente a conocer la conducta de los consumidores. De esta manera se ahorra costos para las empresas y se garantiza una imagen más sólida y consistente de la marca en el mercado.