Desing Thinking: un ejercicio desafiante

La planificación estratégica de las empresas en un área tan vital como el marketing se ha convertido en todo un reto para alcanzar el éxito corporativo.

Este ejercicio se torna más desafiante con los cambios por situaciones inesperadas e inéditas en el mercado, donde los consumidoresexigen interactuar con las empresas para que ellas satisfagan sus necesidades, gustos y expectativas.

Lea más aquí.

Empresas y empleados se convierten en consultores

La consultoría ha demostrado ser un auxilio muy importante para que las organizaciones resuelvan problemas y contingencias. Una forma de hacer esa labor es mediante la consultoría organizacional, donde el experto o expertos exteriores contratados asisten a los directivos de las empresas brindando las soluciones más convenientes y efectivas según el proyecto planteado.

En la década de 1950, surgió una forma de hacer ese trabajo, pero con la particularidad de incorporar a los trabajadores en el proceso. Se trata de la consultoría colaborativa, en la que el consultor tiene como finalidad apoyar intensa y temporalmente a las empresas para realizar un proyecto que se lleva a cabo con la colaboración de los directivos y empleados.

También llamada consultoría participativa, esta forma de hacer las cosas busca que directivos y personal adquieran conocimientos y habilidades que los conviertan en consultores internos, agentes endógenos de cambio en un proceso de mejora continua.

Este objetivo implica que el consultor externo contratado por un tiempo determinado debe tener habilidades y características especiales para esta labor.

Por ello, esta modalidad de consultoría debe tender a fijar los cambios y las soluciones, los cuales tienen que surgir de la propia compañía, la cual está convencida sobre la necesidad y bondades de tales transformaciones.

Una premisa fundamental de esta modalidad es: ¿quiénes si no los empleados y directivos conocen los problemas y situaciones de su empresa? En ese sentido, el consultor no es el experto -así lo sea- sino un colaborador y orientador imparcial, donde los verdaderos especialistas son los trabajadores y la verdadera experiencia radica en ellos.

Otra premisa es que empleados y directivos son capaces de identificar los problemas que tienen y, por lo tanto, son capaces de definir las soluciones a esos problemas.

Entre las herramientas utilizadas para llevar adelante con éxito la consultoría participativa están el modelo de cambio y etapas principales, planos de análisis, nuevo enfoque sobre problemas, análisis de flujo del proceso esencial, enfoque socio-técnico y proceso de análisis y solución de problemas.

El uso de la consultoría colaborativa es actualmente la modalidad más extendida en el mundo empresarial que de forma eficiente y eficaz también permite incorporar al cliente en determinados proyectos.

Referencias:

https://prezi.com/ym7ka96z9mon/24consultoria-colaborativa/

https://prezi.com/ym7ka96z9mon/24consultoria-colaborativa/

Emprender no es fácil, pero tampoco imposible

Emprender produce incertidumbre. Por ende, el líder del naciente negocio debe manejarlo sin afanarse por lograr muchas cosas en poco tiempo. Además, debe contar con una estrategia concreta, que ira ajustando sobre la marcha, pero sin detener en demasía el proceso.

A proteger el medioambiente y también las inversiones

No lo digo yo sino expertos en materia científica y ambiental: la pandemia que se vive desde marzo del año pasado ha tenido un efecto sobre el medioambiente. ¿Favorable o desfavorable? Todo depende del color del cristal con que se mire.

Lea más aquí.

Empresas, su reputación las precede

La reputación corporativa es el activo intangible más importante de las empresas. Su valía es enorme porque representa el buen nombre y prestigio de las compañías a nivel interno y externo, y tiene mucho que ver con el valor que adquiere la marca en la interacción con los consumidores y grupos de interés.

Además, se sustenta en una serie de opiniones que se van construyendo dentro de la empresa con sus colaboradores, así como del impacto en la comunidad y la imagen con los proveedores.

No se trata de un proceso ejecutado de un día para otro. La reputación empresarial se construye y fortalece en el tiempo y de ella depende, en gran medida, el éxito o fracaso de los negocios. Y es que se trata de la percepción que los individuos tienen de la compañía, lo cual va muy unido a su trayectoria y comportamiento.

En este sentido, la reputación corporativa consta de tres factores interrelacionados entre sí y que son: lo que la empresa es, lo que hace y lo que comunica. Todo ello proyectado de forma positiva y coherente hacia la sociedad.

Asimismo, la reputación de las empresas debe contar con elementos como la transparencia con los clientes, la ética y el compromiso social y con el medio ambiente.

En la realidad actual, en que las noticias vuelan y los mensajes se distribuyen instantáneamente gracias a la tecnología, hace más perentorio que las empresas estén vigilantes y cuiden su reputación.

Por ello, es sumamente importante monitorear y valorar el desempeño de la marca a través del tiempo, lo cual da una gran capacidad de responder, prevenir y proteger a la compañía de posibles crisis y potenciar los esfuerzos realizados.

Entre las ventajas de realizar esfuerzos en pro de la reputación corporativa está la lealtad de los colaboradores con la empresa y los proyectos en desarrollo. Por otra parte, se logran proveedores dispuestos, además de aliados estratégicos comprometidos con la labor de colaborar en la mejora conjunta, y se proporciona clientes comprometidos e  identificados con la marca.

Así que… Empresas, su reputación las precede

Referencias:

https://www.tempogroupsa.com/la-importancia-de-la-reputacion-corporativa-by-psicologa-ana-gil/

https://blogempresas.yoigo.com/ideas-y-exito/gestion-y-liderazgo/importancia-reputacion-empresas_48670602.html

Manejo del riesgo: más vale prevenir que curar

odos los integrantes de una empresa deben estar involucrados, de una forma y otra, en el manejo de los riesgos que pueden afectar a la organización.

Los riesgos operativos, de mercado y recursos humanos, financieros, entre otros, forman parte del quehacer de las compañías. Sin embargo, su manejo acertado o no es lo que hace la diferencia.

Si bien todos en la estructura empresarial tienen que ver con esta materia, el mayor peso de esta área de acción lo tienen la junta directiva y los cuadros gerenciales.

El manejo de riesgos es un enfoque de gobierno de la empresa, estructurado y coordinado, que abarca toda la organización con la finalidad de identificar, cuantificar, responder y vigilar las consecuencias de eventos potenciales.

Tradicionalmente el tema de los riesgos siempre se asoció a la parte financiera, pero con el pasar del tiempo las compañías descubrieron que los riesgos se presentan en toda la estructura corporativa.

De esta manera, surgió la herramienta de la Gestión de Riesgo Empresarial (GRE) como un enfoque más amplio para manejar los riesgos y oportunidades que afectan la creación o cuido del valor de la organización.

En este sentido, la gerencia es la que tiene la responsabilidad principal para identificar y manejar los riesgos, implementando la GRE con un enfoque estructurado, consistente y coordinado.

Por su parte, a la directiva de la empresa le corresponde la responsabilidad general de vigilar los riesgos para estar seguros de que son manejados dentro de un nivel aceptable.

Vale destacar que esta gestión requiere contar con un plan, el cual deberían tener todas las empresas, pues garantiza poder defenderse de riesgos internos y externos.

Sin duda, los riesgos son un dolor de cabeza para las compañías. Se pueden presentar en cualquier momento causando desequilibrios en algunos de los procesos que se llevan a cabo. Asimismo, estos problemas pueden alterar el normal funcionamiento dentro de la empresa.

El tratamiento y control de los riesgos debe ser, entonces, abordado afincándose en la parte de la prevención y la detección. Esta última persigue abordar el problema eficiente y eficazmente para minimizar el impacto y consecuencias negativas del evento si llega a presentarse.

En el manejo del riesgo más vale prevenir que curar.

Referencias:

https://www.piranirisk.com/es/blog/conozca-la-importancia-de-la-gestion-de-riesgos-dentro-de-las-empresas

https://iaiperu.org/preguntas-frecuentes/ique-es-la-gestion-de-riesgo-empresarial-gre-y-que-funcion-cumple-auditoria-interna-en-la-misma/

CRM: giro total en la relación con los clientes

David Somoza Mosquera

La tecnología nuevamente agrega un plus muy significativo a las empresas mediante la gestión CMR. Bien se sabe la enorme importancia que para las compañías tienen las relaciones con los clientes leales y potenciales, porque ello repercute en su productividad, calidad y rentabilidad.

Lea más aquí.

Sacarle el mayor provecho a la ventaja competitiva

La ventaja competitiva es la que tiene una empresa con respecto a su competencia. La primera en lograrlo tendrá, obviamente, más chance de éxito. Cumplir el refrán aquel que reza que el que pega primero, pega dos veces.

Lea más aquí.

Gurús en los negocios ¿Una moda?

Los gurús son caras y voces nuevas de liderazgo que han ganado mucho terreno en el mundo de los negocios. Debido a su estilo, hay quienes opinan que estos gurús emprendedores dejaron atrás a otros que figuraron hasta no hace mucho, como Bill Gates y Steve Jobs.

Inteligencia contextual: la capacidad de interpretar nuevas realidades

Muchas empresas se estrellan contra la pared porque no le prestaron la debida atención a la realidad que las rodeaba. Así que les toca estar muy atentas, especialmente en el marco de la globalización, al mercado, interpretar los tiempos que se viven e involucrarse en las nuevas tendencias y tecnologías, además de identificar las exigencias y cambios de los patrones de consumo de los clientes.

Con el propósito de responder a tales exigencias surge la inteligencia contextual, una habilidad imprescindible en entornos cambiantes. En la década de los 80, la necesidad de las compañías de conocer el contexto surgió con mayor fuerza, lo que inició toda una cadena de cambios continuos e imprevistos.

Tan es así que las instituciones académicas de estrategias empresariales y formadoras de líderes le dan un peso importante a la materia de la inteligencia contextual.

Los elementos de esta disciplina son el conocimiento de los sucesos importantes del pasado, el control de variables del contexto que afectan el presente y la aplicación de la intuición sobre lo que puede pasar en el futuro.

Y es que la inteligencia contextual ayuda a ver las oportunidades de corto, mediano y largo plazo tomando en consideración los acontecimientos y tendencias tanto de los mercados como la demografía, las regulaciones gubernamentales, la tecnología y condiciones laborales y la sociedad en general 

La inteligencia contextual proporciona a las empresas capacidades de observación, análisis y adaptación. Asimismo, aporta empatía y elementos para aprovechar de forma positiva el pensamiento divergente, esto es, comprender situaciones desde diferentes ángulos.

En el caso de los líderes, la inteligencia contextual facilita conocer el entorno social, de formación y profesionalización, familiar y estado de ánimo de los empleados miembros del equipo.

Sin embargo, hay que aclarar que la inteligencia contextual no es más importante que el conocimiento técnico minucioso que posee la empresa. Ambos factores se complementan.

De todas maneras, es muy importante que las compañías tengan claro que hoy más nunca es necesario identificar y comprender que los negocios se desenvuelven dentro de nuevas realidades y entornos cada vez más cambiantes y variables.

Ahí reside la clave de la inteligencia contextual: la capacidad de interpretar las nuevas realidades. Les permite a las empresas comprender el entorno que las rodea, las ayuda a adaptarse y tomar las mejores decisiones para enfrentar la realidad día a día.

Referencias:

https://www.ceualumni.com/inteligencia-contextual-habilidad-imprescindible-en-entornos-cambiantes/

https://liensenlaces.wordpress.com/2019/06/13/la-inteligencia-contextual-en-la-empresa/