Emprender un negocio: de millenials a baby boomers

David Somoza Mosquera

¿Hay una edad para emprender? Ipsos Group, multinacional de investigación de mercados y consultoría, da pistas sobre lo que podría ser la respuesta a esta pregunta. En su más reciente encuesta Emprendimiento en Medio de la Pandemia, realizada a finales del año pasado, revela que hay ciertas edades con mayor disposición a iniciar un negocio.

Lea más aquí.

Confianza: más que una palabra para los negocios

David Somoza Mosquera 

A poco más de la pandemia, todavía los economistas tratan de determinar cuál será su impacto una vez que las circunstancias permitan recobrar algo de “normalidad”. Por ahora, están las previsiones que hacen organismos internacionales, como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, que en diciembre del año pasado pronosticó que la región tendrá una tasa de crecimiento de 3.7% en 2021.

Lea más aquí.

Salario emocional: no es solo dinero

David Somoza Mosquera

Las nuevas generaciones de empleados, especialmente los llamados millennials, que nacieron precisamente en un momento de transición entre los años 80 y la modernidad tecnológica, han cambiado el concepto tradicional de lo que es el salario. No es que no les interese el dinero, es que no le tienen el mismo apego que sus antecesores.

Lea más aquí.

Desing Thinking: un ejercicio desafiante

La planificación estratégica de las empresas en un área tan vital como el marketing se ha convertido en todo un reto para alcanzar el éxito corporativo.

Este ejercicio se torna más desafiante con los cambios por situaciones inesperadas e inéditas en el mercado, donde los consumidoresexigen interactuar con las empresas para que ellas satisfagan sus necesidades, gustos y expectativas.

Lea más aquí.

Outsourcing ¿Una oportunidad para las empresas?

La palabra outsourcing viene sonando en el mundo de los negocios desde de la década de 1970 como una forma de contratación de servicios especializados. Esta subcontratación implica encargar a un tercero la gestión de un área que la empresa no asume internamente. En la actualidad, hay muchas formas de outsourcing dedicadas a prestar atención y servicios especializados a otras compañías.

Empresas y empleados se convierten en consultores

La consultoría ha demostrado ser un auxilio muy importante para que las organizaciones resuelvan problemas y contingencias. Una forma de hacer esa labor es mediante la consultoría organizacional, donde el experto o expertos exteriores contratados asisten a los directivos de las empresas brindando las soluciones más convenientes y efectivas según el proyecto planteado.

En la década de 1950, surgió una forma de hacer ese trabajo, pero con la particularidad de incorporar a los trabajadores en el proceso. Se trata de la consultoría colaborativa, en la que el consultor tiene como finalidad apoyar intensa y temporalmente a las empresas para realizar un proyecto que se lleva a cabo con la colaboración de los directivos y empleados.

También llamada consultoría participativa, esta forma de hacer las cosas busca que directivos y personal adquieran conocimientos y habilidades que los conviertan en consultores internos, agentes endógenos de cambio en un proceso de mejora continua.

Este objetivo implica que el consultor externo contratado por un tiempo determinado debe tener habilidades y características especiales para esta labor.

Por ello, esta modalidad de consultoría debe tender a fijar los cambios y las soluciones, los cuales tienen que surgir de la propia compañía, la cual está convencida sobre la necesidad y bondades de tales transformaciones.

Una premisa fundamental de esta modalidad es: ¿quiénes si no los empleados y directivos conocen los problemas y situaciones de su empresa? En ese sentido, el consultor no es el experto -así lo sea- sino un colaborador y orientador imparcial, donde los verdaderos especialistas son los trabajadores y la verdadera experiencia radica en ellos.

Otra premisa es que empleados y directivos son capaces de identificar los problemas que tienen y, por lo tanto, son capaces de definir las soluciones a esos problemas.

Entre las herramientas utilizadas para llevar adelante con éxito la consultoría participativa están el modelo de cambio y etapas principales, planos de análisis, nuevo enfoque sobre problemas, análisis de flujo del proceso esencial, enfoque socio-técnico y proceso de análisis y solución de problemas.

El uso de la consultoría colaborativa es actualmente la modalidad más extendida en el mundo empresarial que de forma eficiente y eficaz también permite incorporar al cliente en determinados proyectos.

Referencias:

https://prezi.com/ym7ka96z9mon/24consultoria-colaborativa/

https://prezi.com/ym7ka96z9mon/24consultoria-colaborativa/

Retener a los empleados de alto nivel

DAVID SOMOZA MOSQUERA

En cualquier ámbito retener a los empleados de alto nivel y preparados puede ser una tarea difícil. Normalmente, los que más capacidades y habilidades tienen suelen tener muchas ofertas detrás de ellos, por lo cual cuando a alguno se le considera tan importante como para no dejarlo ir se deben diseñar algunas estrategias para retenerlo.

Lea más aquí.

Liderazgo narcisista: «un virus» que infecta a las empresas

David Somoza Mosquera

No solo del covid-19 deben protegerse las empresas y sus empleados, pues ya ha dado suficientes muestras del severo impacto que tiene en la salud, la economía y en la sociedad en general. Hay otra amenaza que acecha. Me refiero a los líderes narcisistas, portadores de un “virus” que también infecta a las compañías y los resultados pueden ser nefastos para el negocio.

Lea más aquí.

Emprender no es fácil, pero tampoco imposible

Emprender produce incertidumbre. Por ende, el líder del naciente negocio debe manejarlo sin afanarse por lograr muchas cosas en poco tiempo. Además, debe contar con una estrategia concreta, que ira ajustando sobre la marcha, pero sin detener en demasía el proceso.

Cuando todos ganan: empresa y personal


David Somoza Mosquera

¿Capacitar al personal? Definitivamente sí. Tener empleados bien formados, con las herramientas necesarias para enfrentar sus trabajos diarios y con la capacidad de resolver ante cualquier imprevisto que pueda presentarse, es un alto valor para cualquier empresa. Y en el contexto actual, ni hablar.

Lea más aquí.