E-recruitment o encontrar al empleado perfecto

David Somoza Mosquera

La nomenclatura en los negocios en línea a veces puede ser muy particular. En mi artículo “A-commerce: el comercio electrónico también se escribe con a”, publicado a principios de este mes, comenté sobre el boom que el a-commerce (comercio automatizado) y al e-commerce (comercio electrónico) estaban experimentado en la coyuntura actual. En esta ocasión, me referiré al e-recruitment que, si bien no es una tendencia reciente, el método se remonta a finales de la década de los 90, en estos tiempos ha tomado un nuevo aire.

Lea más aquí.

Alianzas comerciales: no hay empresas pequeñas ni insignificantes

¿Las empresas necesitan relacionarse con otros negocios para apoyarse y lograr mejores resultados? Algunos opinarán que sí, otros que no, pero lo cierto es que en la actualidad las compañías están inmersas en un mundo interconectado y globalizado, donde compartir riesgos, expectativas y fortalezas podría convertirse en ventajas para las partes involucradas.

Lea más en: https://purolomoalibal.blogspot.com/2020/09/alianzas-comerciales-no-hay-empresas.html

Visión o hacia dónde se quiere llegar

En estos tiempos de profundos cambios en los negocios, cobra mayor importancia la visión empresarial. El objetivo dirigir la empresa a largo plazo, a fin de que se cumplan con todos los objetivos propuestos. Su importancia se basa en ser una fuente de inspiración que genere ideas innovadoras para los momentos de dificultad. Asimismo, se refiere a un enfoque ideal, donde se muestra el planteamiento de lo que desean ser y conseguir en un determinado tiempo.

Marketing estratégico: ver más allá

El mercado y los clientes son puntos neurálgicos de los negocios y las empresas nunca lo deben perder de vista. Solo que las cosas ya no son como antes y cada vez más la planificación es importante para crear valor y ser rentables. La visión tradicional del mercadeo, de lanzar un nuevo producto creando la necesidad en los usuarios, ya no funciona frente a los cambios constantes y profundos que se están produciendo actualmente.

 Por ello, las compañías deben aplicar la metodología de análisis del marketing estratégico, la cual les permite planificar las acciones a mediano y largo plazo para aprovechar las oportunidades de posicionamiento en nichos de mercado e identificar segmentos a fin de colocar con éxito los productos o servicios.

Aquí es importante tomar en cuenta las expectativas y necesidades reales de los clientes, cuya satisfacción y lealtad al producto y a la marca garantizará el crecimiento comercial.

El marketing estratégico bien implementado permite planificar con bastante el futuro de la compañía, dándole mecanismos para adaptarse y anticiparse a los cambios. El elemento más significativo es su visión de largo plazo, pero esto obliga a acometer acciones previas a la planificación.

Entre esos pasos previos está definir el público objetivo mediante el trazado del perfil del consumidor ideal con sus necesidades, sentir y características.

Otra acción previa es diseñar la estrategia con objetivos y misiones bien definidos, muy claros, realistas y alcanzables para orientar los esfuerzos de mercadeo a mediano y largo plazo de la empresa.

Simultáneamente, se debe preparar un plan para enfrentar cualquier crisis que se pueda desencadenar y así estar preparados para actuar en consecuencia y recuperarse dentro del marketing.

De la aplicación correcta, acertada y adecuada de la metodología del marketing estratégico depende el futuro comercial de la empresa. No se trata de una tarea sencilla a la luz de que solo 25% de los planes estratégicos aportados por las compañías llegan a buen término, según Marketing XXI. Pero pese a todo, hay que ver más allá

Referencias:

https://www.marketing-xxi.com/concepto-de-marketing-estrategico-15.htm

Las enseñanzas de los “tiburones”

David Somoza Mosquera

Todo aquel que inicia un negocio siempre se está arriesgando a dos posibilidades: que sea exitoso o que sea un fracaso. Los primeros años, por lo general, suelen ser los más difíciles para lograr su crecimiento, sobresalir en el mercado y conquistar a los consumidores. Incluso, en los momentos duros aparecen los cuestionamientos: se piensa que el emprendimiento no tiene hacia dónde seguir creciendo o que no está dando sus frutos porque los rendimientos no se ven reflejados de forma inmediata.

Lea más aquí.

Proactividad para superar las pruebas de fuego

David Somoza Mosquera

Hay momentos en los que improvisar no está de más. En la música y en el arte es elogiada y aplaudida. Sin embargo, en el mundo de los negocios debe ser la excepción y no la regla. La improvisación no es la mejor opción si se busca una gestión eficiente y tampoco es la respuesta más adecuada para los problemas que se presenten.

Lea más aquí. 

¿Cómo conocer mejor al cliente?

La conexión de las compañías y su marca con los consumidores no es producto de la improvisación, sino de una estrategia bien planificada y sustentada. Para ello, las empresas deben prestarle mucha atención al cliente para conocer sus gustos y necesidades y poder realmente satisfacer su demanda.

Lea más aquí.

Ser competitivo garantiza la supervivencia de la compañía

La competitividad representa una de las herramientas más importantes para garantizar el éxito de las empresas en los mercados. Por ello, las compañías no deben perder de vista, ante la feroz competencia, que tienen que ofrecer servicios y productos de calidad, que sean diferenciadores. En Alimentación Balanceada Alibal se apuesta a la competitividad para responder a los desafíos presentes y futuros.

Protocolo ‘anticoronavirus’: El escudo de las empresas

David Somoza Mosquera

Las empresas tienen un gran reto por delante en esta pandemia que ha afectado a casi el mundo entero: abordar eficazmente la prevención del covid-19, el cual ha demostrado ser un hueso muy duro de roer en lo que se refiere a frenar su propagación y lograr su pronta erradicación. Así que reforzar los protocolos sanitarios debe seguir siendo una prioridad. No es momento de bajar la guardia.

Lea más aquí.