El control de calidad en las empresas debe ser integral

Control de calidad. Mucho se habla de ello en las empresas, por tratarse de un aspecto importante dentro del negocio. ¿La razón? Al realizar un control de calidad de todos los procesos que conlleva la actividad empresarial, se asegura el éxito y el correcto funcionamiento de la compañía. Y el objetivo, que es obtener una mejora continua, se cumple.

De lo anterior se desprende que el control de calidad que haga una empresa de su producción es clave no solo para mantenerse como líder en el mercado, sino que también le va a garantizar la productividad continúa, generar confianza entre los clientes y consumidores y sostenibilidad en el tiempo. De allí que el control de calidad deba ser integral.

Por ejemplo, la calidad de un producto o servicio marca la diferencia en cuanto al posicionamiento que tenga en el mercado con respecto a la competencia. La relación entre su eficiencia y su valor va a estar estrechamente ligado a que el consumidor lo prefiera por encima de sus similares.

El control de calidad, no obstante, no solo significa mantener el producto o servicio en un nivel óptimo, sino también que garantice la rentabilidad de la organización, así como la posibilidad de crecer más allá del sector del mercado que ocupa.

Es decir, el control de calidad tiene que ir a lo interno, en vigilar que los procesos se cumplan correctamente, que los empleados estén en sintonía con ellos y puedan optimizar su rendimiento e incrementar su participación en los mismos.

Una vez establecido el control de calidad en la empresa, hay que monitorearlo con los clientes. A través de encuestas, encuentros, jornadas de intercambio de opiniones o cualquier otro mecanismo que se utilice; se puede obtener el feedback que es necesario al fin de implementar mejoras, en caso de que sea necesario. Este paso permite a la empresa conocer cómo el consumidor final percibirá su producto y hacer los cambios que se requieran.

La opinión de los clientes también puede dar luces sobre más allá de la manufactura de un producto. Permite poner el foco en cómo la empresa se relaciona con su entorno, la comercialización, promoción y venta de su bien o servicio al consumidor. Si este se siente bien atendido, si ve que sus expectativas pueden ser satisfechas de manera óptima en un plazo menor, se convertirá en un usuario consecuente de las marcas de la empresa.

En Purolomo, cuya empresa matriz es Alimentación Balanceada Alibal, los controles de calidad forman parte fundamental de los procesos de la empresa, garantizando que sus productos ocupen un lugar de liderazgo en el mercado.

Publicado por

Alimentación Balanceada Alibal

Empresa matriz de Purolomo, en la cual se engloban todos los procesos de la integración vertical, tiene como objetivos principales la elaboración de alimento balanceado para animales (ABA) y todas las actividades relacionadas con la compra, almacenamiento, importación de las materias primas necesarias para realizarlo. Igualmente realiza la actividad de cría, levante y producción de la línea avícola de aves livianas y pesadas, la incubación de huevos fértiles para la producción de pollitas y pollitos bebes, venta de aves y sus productos y subproductos, así como todas las actividades relacionadas a este objeto, así como la producción, empaque, desposte, despresado, comercialización y distribución de productos avícolas, porcinos, vacuno, huevos fértiles y frescos para consumo humano, en forma fresca, congelada, al mayor o al detal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s