¿Quiénes conocen mejor los problemas de la empresa?

La consultoría ha demostrado ser un auxilio muy importante para que las empresas resuelvan problemas y contingencias. Una forma de hacer esa labor es mediante la consultoría organizacional, donde el experto o expertos exteriores contratados asisten a los directivos de las compañías brindando las soluciones más convenientes y efectivas según el proyecto planteado.

En la década de 1950, surgió una forma de hacer ese trabajo, pero con la particularidad de incorporar a los trabajadores en el proceso. Se trata de la consultoría colaborativa, en la que el consultor tiene como finalidad apoyar intensa y temporalmente a las empresas para realizar un proyecto que se lleva a cabo con la colaboración de los directivos y empleados.

También llamada consultoría participativa, esta forma de hacer las cosas busca que directivos y personal adquieran conocimientos y habilidades que los conviertan en consultores internos, agentes endógenos de cambio en un proceso de mejora continua.

Este objetivo implica que el consultor externo contratado por un tiempo determinado debe tener habilidades y características especiales para esta labor.

Por ello, esta modalidad de consultoría debe tender a fijar los cambios y las soluciones, que tienen que surgir de la propia compañía, la cual está convencida sobre la necesidad y bondades de tales transformaciones.

Una premisa fundamental de esta modalidad es: ¿quiénes si no los empleados y directivos conocen los problemas y situaciones de su empresa? En ese sentido, el consultor no es el experto -así lo sea- sino un colaborador y orientador imparcial, donde los verdaderos especialistas son los trabajadores y la verdadera experiencia radica en ellos.

Otra premisa es que empleados y directivos son capaces de identificar los problemas que tienen y, por lo tanto, son capaces de definir las soluciones a esos problemas.

Entre las herramientas utilizadas para llevar adelante con éxito la consultoría participativa están el modelo de cambio y etapas principales, planos de análisis, nuevo enfoque sobre problemas, análisis de flujo del proceso esencial, enfoque socio-técnico y proceso de análisis y solución de problemas.

El uso de la consultoría colaborativa es actualmente la modalidad más extendida en el mundo empresarial que de forma eficiente y eficaz también permite incorporar al cliente en determinados proyectos.

Referencias:

https://prezi.com/ym7ka96z9mon/24consultoria-colaborativa/

Algunas pistas para retener el personal

David Somoza Mosquera

En noviembre del año pasado, la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos dio a conocer una cifra que sorprendió a muchos: 4,5 millones de empleados en ese país habían renunciado a sus puestos de trabajo y así lo reseñé en mi artículo «La gran renuncia»: ¿un mal en estos tiempos?.» Lo que más impacta es que esa cantidad sin precedentes de trabajadores dejaron sus empleos desde el comienzo de la pandemia, sin contar con una alternativa laboral.

Seguir leyendo.

Cuando un líder se siente “impostor”

David Somoza Mosquera

No siempre los líderes exitosos tienen una alta autoestima o son cien por ciento seguros de sí mismo. Y aunque cueste creerlo, en algún momento de sus carreras pensaron que sus triunfos eran producto de la suerte y no gracias a sus habilidades y capacidades. Peor aún, llegan hasta considerar que son un fraude y, por lo tanto, serán descubiertos y todo lo que habían construido se derrumbará.

Seguir leyendo.

Stakeholders juegan un rol de primera línea

Las organizaciones empresariales no están dentro de burbujas, por el contrario, están relacionadas con su entorno y otros factores. En este sentido, los stakeholders juegan un rol de primera línea debido a que pueden afectar el buen funcionamiento de las empresas, así como sus objetivos y resultados.

Ahora, ¿qué son exactamente los stakeholders? Su definición, concebida por Robert Edward Freeman, filósofo de Estados Unidos, data de la década de los 80. Se trata de personas o grupos cuyos intereses son afectados y/o impactados por las compañías.

En otras palabras, los stakeholders son grupos de interés que se relacionan con las empresas en diferentes grados y maneras. Así que las compañías no deben ignorarlos o descuidarlos si se desea alcanzar el éxito y, por ello, muchas estudian y reflexionan sobre este tema.

Por clasificación, los stakeholders pueden ser primarios, cuya característica es el nexo económico directo con la compañía, como son los accionistas que facilitan el capital necesario para poner en marcha la empresa y los socios corporativos.

También están los trabajadores, la fuerza laboral para que la empresa pueda producir y ofrecer sus productos y servicios, y los clientes de cuya existencia depende el proyecto.

Los stakeholders secundarios no tienen un lazo económico directo con la compañía, pero son afectados por la actividad empresarial.

Aunque es muy amplio el espectro de afectados entre ellos destacan la competencia, el mercado en general, los medios de comunicación, las instituciones financieras, los proveedores, subcontratistas, iglesias y sindicatos, entre otros.

Asimismo, los stakeholders se clasifican en internos (los elementos de relación primaria antes mencionados) y externos, como las entidades de la administración pública, los defensores de los clientes, ecologistas y los medios, entre otros.

Todo lo expuesto anteriormente ratifica la prioridad del esfuerzo que las empresas deben realizar para atender adecuada y acertadamente estas partes interesadas y que son muy importantes para el negocio.

Referencias:

https://www.cyberclick.es/numerical-blog/que-son-los-stakeholders-y-como-afectan-a-tu-empresa#:~:text=En%20el%20mundo%20del%20marketing,que%20influyen%20en%20una%20empresa.&text=Las%20decisiones%20de%20estas%20partes,la%20empresa%20influye%20en%20ellos

https://rockcontent.com/es/blog/que-es-un-stakeholder/#:~:text=Un%20stakeholder%20es%20el%20p%C3%BAblico,clientes%2C%20gobierno%2C%20entre%20otros

Empresas: cuidado con abusar del clickbait

La llaman técnica de cebo de clics y ciber anzuelo debido al abuso de su utilización en Internet para captar la atención de los usuarios a través de su curiosidad. Se trata de la técnica clickbait y sobre la cual algunos expertos consideran que su uso con fines ambiguos ralla tiene el efecto contrario.

Leer más.

Gestionar los equipos, incluso a remoto

David Somoza Mosquera

A dos años de la pandemia si bien los empleados han comenzado a regresar -algunos con cierta resistencia- a sus puestos de trabajo de manera presencial, hay prácticas que, por un buen tiempo, sino para siempre, continuarán implementándose, como lo es el teletrabajo. De hecho, en el modelo laboral híbrido trabajar desde la casa algunos días a la semana tiene su espacio garantizado.

Seguir leyendo.

Empresas que son socialmente inteligentes

Las relaciones armoniosas y proactivas toman cada vez más terreno dentro de las organizaciones como clave de éxito empresarial. La herramienta que permite ese clima es la inteligencia social como respuesta a los múltiples problemas que se presentan dentro de las compañías y que entorpecen su funcionamiento y crecimiento debido a la aplicación de métodos equivocados.

Una empresa es exitosa cuando ejecuta una correcta gestión emocional y social hacia su capital humano, un activo demasiado importante. De hecho, La creencia de que las emociones se dejan fuera de la empresa ha demostrado ser una gran limitante, a raíz de situaciones como la falta de motivación de la gente debido a un estilo de liderazgo inadecuado.

Esto repercute negativamente en todos los ámbitos productivos y económicos de las compañías. De allí la importancia de la inteligencia social, que es un conjunto de habilidades innatas o aprendidas por los individuos que facilitan la interacción y comunicación entre los integrantes de la empresa.

Unas de esas destrezas son las relaciones o vínculos con las personas, las interacciones y los contextos. Otro elemento es la claridad, la cual facilita la persuasión y consecución de transferir a los demás las ideas propias.

La empatía o colocarse en el lugar del otro y la apreciación que de mi tienen los demás son otras destrezas de esta manera de gestión corporativa y del trabajo en equipo.

Es más, la inteligencia social resulta cada vez más indispensable para que las empresas cuenten con jefes diestros en el área social. Esta condición genera buenas relaciones laborales debido a que los colaboradores se sienten motivados y valorados, lo cual se traduce en mayor productividad, responsabilidad y compromiso con las estrategias y planes empresariales fijados, así como con los valores, visión y misión de la compañía.

Y es que la inteligencia social despierta en los empleados el sentido de pertenencia y orgullo de ser miembros de la empresa. Definitivamente, esta herramienta es una ganancia para las empresas en el plano organizacional y en las finanzas debido a la mayor rentabilidad y productividad que se logran con esta metodología.

Referencias:

http://www.marianoramosmejia.com.ar/la-inteligencia-social-en-la-empresa-como-clave-del-exito/

https://blog.uvirtual.org/inteligencia-social-la-habilidad-indispensable-en-el-mundo-laboral

Líderes, dejen el temor a mostrar sus emociones

David Somoza Mosquera

Las secuelas de la pandemia siguen saliendo a la luz. Hoy, más que nunca, los líderes están luchando contra ansiedades, miedos y todo tipo de emociones difíciles. Y este es uno de los tantos hallazgos contenidos en el estudio realizado por Lauren C. Howe, Jochen I. Menges y John Monks, quienes analizaron las entradas del diario de 30 líderes de Estados Unidos y el Reino Unido, escritas durante cuatro semanas, entre mayo y junio de 2020.

Leer más.

El doble beneficio del salario emocional

David Somoza Mosquera

Las nuevas generaciones de empleados, especialmente los millennials y los de mayor edad de la Generación X (1994-2010), han cambiado el concepto tradicional de lo que es el salario. No es que no les interese el dinero, solo que hoy en día a los trabajadores no les mueve el aliciente puramente económico, sino una combinación de beneficios que cubran sus intereses y necesidades.

Seguir leyendo.

Industria creativa, igualmente lucrativa

Si hay una disciplina que ha evolucionado muchísimo esa es la economía que cada vez incluye más acepciones y formas de llevarla a cabo. En este marco encaja la economía creativa, que incluye una serie de actividades y áreas que son igualmente rentables que las correspondientes a la industria tradicional.

La economía creativa, o industria creativa como también se le conoce, abarca el arte (por ejemplo, la pintura), la artesanía, el diseño, la moda, el cine, la música, las artes escénicas (teatro, ópera, danza y ballet) y la edición de libros y revistas.

Los expertos definen la economía creativa como el sector que involucra la generación de ideas y conocimiento, esto es, la industria cultural y la economía del conocimiento.

El concepto lo aporta el especialista inglés John Howkins en su libro «The Creative Economy: HowPeople Make Money from Ideas». El principio básico de esta economía consiste en transformar la creatividad en resultados concretos como la generación de empleos y de renta.

La economía creativa propone pensar sobre las relaciones en comunidad, promoviendo la diversidad cultural y el desarrollo humano. Otro de sus objetivos es crear valor económico con base en los capitales intelectual y cultural y, sobre todo, la creatividad.

Los negocios que tienen que ver con la economía creativa generan ganancias económicas de dimensiones interesantes. Por ejemplo, en 2015 este sector aportó 155,6 billones de reales a la economía de Brasil, según la Federación de Industrias del Estado de Río de Janeiro.

Por otra parte, la economía creativa es el producto bandera de la economía colaborativa, la cual se fundamenta en la innovación abierta, lo que hace que las empresas progresen con el auxilio de sus clientes, trabajando en conjunto con ellos en un sistema de intercambio de valor gracias a la tecnología digital e Internet.

La economía creativa ha tomado un lugar protagónico en el mundo y la Organización de Naciones Unidas decidió declarar 2021 como el Año Internacional de la Economía Creativa para el Desarrollo Sostenible.

Y es que la economía creativa es una forma de emprendimiento que demanda condiciones multidisciplinarias e innovación. En las industrias tradicionales las horas trabajadas son el parangón. En las industrias creativas el parangón es producir en las horas que trabajamos.

Referencias:

https://audaces.com/es/que-es-la-economia-creativa-y-como-puede-contribuir-para-mejorar-al-mundo/

https://www.ostelea.com/actualidad/noticias/marketing-y-comunicacion/2021-ano-internacional-de-la-economia-creativa-para-el-desarrollo-sostenible